El origen de los bolígrafos

96 344 28 84
El origen de los bolígrafos

Entre los regalos de empresa en Valencia que han gozado siempre de mayor popularidad no podemos olvidarnos de los bolígrafos serigrafiados con la imagen de marca de una empresa. Seguro que en casa tienes algunos de estos bolígrafos de publicidad, al lado del teléfono, en la cocina o en un cubilete en tu mesa de trabajo.

El bolígrafo tiene una curiosa historia que queremos compartir contigo. A finales de los años 30, en Hungría, había un joven  periodista al que se le llenaban de borrones todos los cuadernos en los que tomaba notas para sus reportajes. Observó que, en las rotativas de su periódico, la tinta se secaba mucho más rápido que la de su estilográfica y empezó a hacer pruebas con ella, pero no se podían cargar las estilográficas con ella.

Después de varios experimentos se le ocurrió que podía colocar la tinta dentro de un pequeño tubo, pero la tinta fluía continuamente y se producían aún más borrones que con la pluma. Una tarde lluviosa, Laszlo Biro, que así se llamaba el periodista, vio a unos niños jugar en el parque y la pelota que utilizaban, después de atravesar un charco  continuó rodando dejando un rastro húmedo. Eso era lo que le faltaba a su invento, volvió a su taller y colocó una pequeña bola al final de su tubo cargado de tinta. Acababa de nacer el primer bolígrafo.

El inicio de la II Guerra Mundial y la invasión de Hungría por los nazis obligó a Biro a emigrar a Argentina, donde patentó su invento que, rápidamente se convirtió en un éxito. En pocos años, los bolígrafos serigrafiados se convirtieron en los regalos de empresa en Valencia de mayor popularidad.

Si quieres promocionar tu empresa con bolígrafos serigrafiados debes ponerte en contacto con Artefacte.

haz clic para copiar mailmail copiado